El valor del trabajo

El valor del trabajo

José Manuel Pumar Mariño, presidente ejecutivo del Consejo de Administración de Inmobiliaria del Sur S. A. de 1983 a 2005, fue galardonado con el II Premio del Consejo Social de la Universidad de Sevilla y la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES)

Publicado por el
496
0

Fotografía de NexUS
Compartir
Pumar recibió el Premio CES a la Trayectoria Empresarial de Excelencia, en 2008
Pumar recibió el Premio CES a la Trayectoria Empresarial de Excelencia, en 2008

Comenzó su carrera profesional a los 26 años. Su esfuerzo y dedicación le han llevado a lo más alto del panorama empresarial de Sevilla. Hoy, a los casi 80 años de edad, José Manuel Pumar se ha convertido en todo un referente social, en un ejemplo a seguir. No obstante, su condición de trabajador incansable no le permite ver en esto el colofón de una trayectoria de más de 50 años. El valor del trabajo como camino hacia el éxito es algo que José Manuel, Presidente de Honor de Inmobiliaria del Sur S. A., conoce a la perfección. La dedicación y el esfuerzo, junto con unos sólidos pilares educativos, fueron la puerta hacia un mañana prometedor.

La Universidad fue el punto de partida, una etapa de muy buenos recuerdos para él. Aquí fue donde inició sus estudios de Derecho, materia que le resultaría de gran utilidad en el futuro. Con el título bajo el brazo, comenzó una breve estancia como pasante en un conocido bufete de la ciudad. Ese fue el origen del carácter conciliador que ha mostrado durante toda su vida, un rasgo que hunde sus raíces en esa cuidada educación antes mencionada. A los pocos años, en 1956, se incorporó a la empresa textil Hytasa, fundada por el padre de José Manuel, Prudencio Pumar. Los 23 años siguientes que pasó en la compañía fueron tiempo suficiente para atesorar una gran experiencia de dirección, ya que la empresa contaba con unos 2.000 trabajadores. Aunque en un principio desempeñó cargos más modestos, con el tiempo José Manuel llegó a ocupar los puestos de Consejero Delegado y Presidente. Fue éste un período en el que valoró de manera primordial el futuro de los trabajadores, decantándose por el componente social de la empresa.

Por su labor en Hytasa y el prestigio logrado en el sector, José Manuel presidió la Asociación Nacional de Empresarios Desmotadores de Algodón, donde tuvo que defender los intereses de los desmotadores ante la Administración y las instancias europeas. Su título de abogado y un conocimiento fluido del francés, aprendido tras varias estancias en Francia de joven, le otorgaban todos los materiales para defender la rentabilidad de un sector que había dado mucho a Andalucía. Por desgracia, la realidad de la actividad textil cambió radicalmente a finales de los años 70. La falta de competitividad del sector hizo que el Estado incautara Hytasa en 1980. El fin de esta fructífera etapa, a la que había dedicado los mejores años de su vida, no hizo sino aumentar su empuje empresarial.

José Manuel Pumar fue presidente ejecutivo del Consejo de Administración de Inmobiliaria del Sur de 1983 a 2005
José Manuel Pumar fue presidente ejecutivo del Consejo de Administración de Inmobiliaria del Sur de 1983 a 2005

En 1983, José Manuel Pumar fue nombrado Presidente del Consejo de Administración de Inmobiliaria del Sur. Tras su paso por Hytasa, la realidad económica de esta ‘nueva’ empresa era mucho más clara. Fundada en 1945, los comienzos de Inmosur fueron modestos, con una actividad centrada básicamente en el barrio de Los Remedios. En cambio, a principios de los 80 la compañía ya estaba consolidada en el mercado. La presidencia de José Manuel no hizo sino ampliar horizontes hacia el optimismo. Un año después impulsó la entrada de la inmobiliaria en el mercado de valores, en la Bolsa de Madrid. Este hecho supuso para la empresa el cumplimiento de unos estrictos requisitos de transparencia y formación con los que nunca ha fallado. José Manuel apostó por la modernización, reto que obligaba a trabajar con más rigor si cabe. El tiempo ha demostrado que la decisión fue acertada. En palabras de Ricardo Pumar, hijo de José Manuel y actual Presidente de Inmosur, «la compra de un inmueble es la decisión más importante de la vida de una persona, de ahí la exigencia de ofrecer un buen servicio». La máxima iniciada por José Manuel es la que todavía perdura en la empresa sevillana.

El crecimiento sostenido, junto con la búsqueda de rentabilidad, son sus claves para superar la crisis económica

La experiencia ha dado a Inmosur una posición muy buena para afrontar la actual situación de crisis. «El sector inmobiliario adolecía de sus propios defectos, fabricando en 2006 más del doble de viviendas que se podían comprar. Eso era insostenible, ha quedado claro que el sector necesita un ajuste», comenta Ricardo Pumar, que ve como principal solución el mantenimiento de estrategias más prudentes: «Ante esta situación de colapso, las empresas que mantienen un crecimiento sostenido, buscando la rentabilidad más que el tamaño sin comprometer el futuro, son las que consiguen sortear la difícil situación».

La gran labor de José Manuel Pumar se ha convertido en un referente para el mundo empresarial andaluz. En junio de 2008, recibió el II Premio del Consejo Social de la Universidad de Sevilla y la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), como reconocimiento a una trayectoria profesional intachable, hoy valorada por todos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta