¿Por qué los universitarios ganan más?

¿Por qué los universitarios ganan más?

Las personas con más estudios ganan más, sí, pero ¿cuál es el motivo? La economía ofrece dos explicaciones distintas: el capital humano y la señalización

Publicado por el
372
0

Compartir

Es un hecho observado: el salario medio de los trabajadores aumenta con su nivel educativo. Las personas con más estudios ganan más, sí, pero ¿cuál es el motivo? La economía ofrece dos explicaciones distintas: el capital humano y la señalización. Dos teorías no excluyentes entre sí.

Para la teoría del capital humano, la educación y la formación contribuyen a crear cualidades y destrezas nuevas en las personas (capital humano), útiles en las actividades profesionales. Incrementa así la productividad del individuo y, con ello, su salario. Los sujetos deciden participar en las actividades educativas cuando consideran que el proceso resultará rentable. Y determinan esta rentabilidad de una forma similar a las decisiones de inversión en maquinaria por parte de las empresas: sopesando costes presentes  frente a rendimientos futuros.

Asistir a la universidad es una inversión en capital humano en la que el sujeto compara costes y sufrimientos presentes (gastos de matrícula escolar, libros, salario renunciado por no trabajar durante algunos años…) frente a las ventajas en el futuro (salario superior, mejores perspectivas profesionales…). Los ingresos futuros serán mayores porque los nuevos conocimientos incrementan la productividad. También la experiencia en el puesto de trabajo proporciona capital humano. Esto explicaría una trayectoria salarial creciente con la edad.

La teoría de la señalización sostiene, por el contrario, que la educación no crea nuevas destrezas en los individuos: tan sólo contribuye a señalar ciertas capacidades innatas que no son fácilmente identificables por las empresas. Los exámenes y pruebas son barreras difíciles de saltar para los individuos con peores cualidades congénitas. El sistema educativo actuaría como un filtro que deja a los menos capaces por el camino, asignando los diplomas a los más hábiles y, por tanto, a los más productivos. A través de las titulaciones académicas, las empresas identificarían fácilmente a los trabajadores más capaces. Y los universitarios cobrarían más, no porque la educación cree en ellos destrezas nuevas, sino porque ya poseían mejores cualidades innatas, que ahora las empresas pueden reconocer y remunerar.

¿Cuál de las dos explicaciones es la correcta? La educación cumple ambas funciones: crea capital humano y tiende a señalar con sus títulos a los más capaces. Pero formación de capital humano, la transmisión de conocimientos útiles, es el componente más importante. Y el más rentable para la sociedad. Si la educación fuera un mero filtro… bien haríamos cerrando la universidad. Siempre encontraríamos otros métodos más rápidos y baratos para identificar y señalar las cualidades innatas. Sería un auténtico despilfarro mantener a los sujetos cuatro o más años fuera del mercado laboral… tan sólo para decidir cual tiene más habilidad, inteligencia, resistencia, tenacidad o paciencia.


Juan M. Blanco es profesor de Análisis Económico en la Universidad de Valencia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta