CIMEDES: Alternativas económicas sostenibles en el Parque Natural Cabo de Gata

En coordinación con los propietarios de la Finca el Romeral, situada en pleno centro del Parque Natural, se realiza el trabajo “Análisis estratégico integrado para las sinergias medioambientales, culturales y agro-turísticas”, que se extenderá hasta finales del año 2021.

Esta finca es un modelo de respeto medioambiental con el entorno, siguiendo un modelo que compatibiliza la rehabilitación de construcciones de la zona para uso turístico rural y la agricultura ecológica. Por ejemplo, se abrió una fábrica innovadora de cuerda de crin vegetal en el siglo pasado, y fue la responsable de que se recuperaran las cabras celtibéricas blancas, de las que ahora hay cerca de 1.100 ejemplares en la zona.

Además, cuenta con una extensión de 3.500 hectáreas de terreno, de las que aproximadamente 600 tienen potencial uso de cultivo de secano.

Uno de los puntos más interesantes que se están analizando es el relativo a la búsqueda de alternativas para la mejora paisajística del área con aplicación prioritaria a los espacios afectados por la plaga de “cochinilla” en chumbera.

En relación a este aspecto, es difícil que la naturaleza recomponga el equilibrio de aquellas zonas que sufren los efectos negativos de la erosión sucesiva si no es con una intervención humana. Esta estrategia supone asumir el riesgo inherente a toda intervención sobre el equilibrio ecológico establecido, más en zonas de especial protección ambiental. Uno de los objetivos del proyecto es intentar encontrar opciones de cultivo agronómica y económicamente viables en zonas de especial aridez, como es el Parque Natural de Cabo de Gata, con el condicionante adicional de la existencia de un área de especial protección que condiciona las posibilidades de actuación y gestión.

En definitiva, se intenta analizar la posibilidad de producciones agrícolas alternativas para las zonas clasificadas como C1 según la normativa del Parque Natural: zonas agrícolas no incluidas en las áreas seminaturales con usos tradicionales (B2), ni en las zonas de agricultura intensiva bajo plástico (C2). Aunque se encuentra en fase de análisis, se ha contemplado la posibilidad de cultivo de plantas aromáticas o medicinales autóctonas que puedan complementar los ingresos de los propietarios de las fincas agrícolas en la zona, donde las limitaciones hacia un cultivo de secano de tipo tradicional limitan las posibilidades económicas de desarrollo.

De forma paralela se ha intentado recopilar información de la historia de la zona para poner en valor las actividades tradicionales que se realizaron y que se siguen desarrollando, y que contribuyen a la sostenibilidad y el mantenimiento del Parque Natural.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si quieres estar al día sobre todas las novedades de la revista NeXus
suscríbete a nuestra newsletter

Enterate de lo último

Suscríbete a nuestra newsletter

Obtén notificaciones en tu correo