Primeros resultados del estudio sobre el extremismo violento en centros de secundaria del poniente y Almería Capital

El extremismo violento se refiere a las creencias y acciones de las personas que apoyan o utilizan la violencia para alcanzar puntos de vista ideológicos, religiosos o políticos radicales. Reúne dos aspectos: la aprobación del extremismo y la aceptación de medios violentos. La radicalización puede entenderse genéricamente como el proceso de aceptación –y/o práctica- de la ideología y la acción extremista.

El grupo de Investigación Internacional Comparada está llevando a cabo un estudio para diagnosticar la situación sobre el extremismo violento en los centros de educación secundaria del poniente y Almería Capital. En ese marco, y previa aprobación del proyecto en los consejos escolares, se han recogido datos mediante un cuestionario anónimo a más de 1200 adolescentes.

El cuestionario ha sido cumplimentado tanto online como impreso en papel y contenía 34 preguntas sobre integración en el centro escolar, uso de redes sociales, valoración del profesorado y de los compañeros-as, relaciones entre los y las alumnas, grupos que sufren discriminación en los centros, extremismo violento, legitimidad del uso de la violencia, uso de la violencia en el centro escolar, y características sociodemográficas (sexo, edad, nacionalidad de origen, número de hermanos-as, país de nacimiento, nivel de estudios del padre y de la madre, profesión, nivel de ingresos de la familia, ideología política, religión y práctica religiosa).

Un análisis exploratorio de los datos sugiere que en los centros escolares existe un alto nivel de conflictividad, pero las opiniones sobre extremismo violento y la justificación de la violencia (medidas en una escala de 0 a 100, donde 100 es completamente extremista y legitimador de la violencia) arrojan un resultado de en torno a 0,20 o 0,30 de media, tanto en extremismo como en la escala sobre uso de violencia y actos ilegales. En todo caso, se observa que los estudiantes de Almería capital puntúan significativamente más bajo en las dos escalas.

  • Los chicos puntúan significativamente más alto que las chicas en las dos escalas.
  • Los de los cursos de segundo y tercero de la ESO y los de FPB más que el resto.
  • Los que son hijos de madres con un nivel de estudios bajo o nulo puntúan significativamente más alto que los que son hijos-as de madres con estudios altos
  • Los que tienen una práctica religiosa mayor también puntúan significativamente más alto en extremismo.
  • Los que se sitúan en la derecha (desde 6 hasta 10 en una escala de 10 puntos) también puntúan significativamente más alto en la escala de extremismo y de uso de la violencia que los que se sitúan en el centro o la izquierda.
  • Las diferencias según la nacionalidad (española o extranjera) no son significativas una vez que se tienen en cuenta las anteriores variables.

De todos modos, esos resultados son todavía exploratorios, pues falta por realizar el análisis detallado para cada uno de los centros, el análisis de entrevistas a informantes clave, y la intervención social con el método Transcend que se llevará a cabo durante el próximo curso escolar.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si quieres estar al día sobre todas las novedades de la revista NeXus
suscríbete a nuestra newsletter

Enterate de lo último

Suscríbete a nuestra newsletter

Obtén notificaciones en tu correo