Proyectos de Prueba de Concepto

La nueva convocatoria para dar continuidad vía transferencia a los proyectos del Plan Estatal de las convocatorias de 2017 y 2018

“Prueba de Concepto” es una convocatoria inicialmente prevista en el anterior Plan Estatal de I+D+i 2017-2020, pero finalmente no ejecutada en los anteriores Planes de Trabajo. El lanzamiento del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea ha permitido la reedición de esta convocatoria en el marco del nuevo Plan Estatal de I+D+i 2021-2023. 

La convocatoria de proyectos de Prueba de Concepto tiene un marcado carácter de transferencia de conocimiento, orientada a acelerar la aplicación de los resultados generados en las convocatorias 2017 y 2018 de Retos de la sociedad y Generación de Conocimiento, por lo que se configura como un llamamiento de transferencia pre-competitiva de estos proyectos.  

Los proyectos presentados a Prueba de Concepto, deberán estar basados en resultados de las mencionadas convocatorias que supongan un claro avance científico-técnico y que cuenten con un potencial para su explotación en la economía, la cultura, las políticas públicas o la sociedad en su conjunto. 

A diferencia de la convocatoria de Líneas Estratégicas, los proyectos de Prueba de Concepto no están alineados con topics predefinidos y pueden estar enmarcados en cualquiera de las áreas temáticas de la Agencia Estatal de Investigación, siempre y cuando cumplan con el requisito de estar basados en los resultados de los proyectos aprobados en las convocatorias anteriormente mencionadas. 

Los proyectos de Prueba de Concepto serán de 2 años y hasta 150.000 euros por cada uno. Los conceptos financiables abarcan todo el rango de actividades de transferencia de investigación, entre los que destacan, sin ánimo de exhaustividad, los estudios de viabilidad técnica, comercial y social, el desarrollo de prototipos, la colaboración con empresas u otras entidades, las pruebas piloto, la protección de know-how, la creación de spin-offs, la asesoría técnica y el fomento del emprendimiento. 

En cualquier caso, se prestará especial atención a la existencia de un plan de implementación, protección de resultados, transferencia y explotación de los resultados, con un claro carácter finalista; aunque se financiarán propuestas en diferentes TRLs o estados de maduración tecnológica.  

Aunque aún no está definido de manera definitiva, es previsible que los criterios de evaluación sean la calidad, viabilidad y potencial de transferencia, la capacidad del equipo investigador, y el impacto esperado del proyecto. 

Al igual que en el caso de Líneas Estratégicas, la convocatoria de Prueba de Concepto aún no ha sido publicada, aunque se espera que lo haga en las próximas semanas, con apertura de solicitudes en abril. Debido a la complejidad de las actividades de transferencia y su exigencia de conexión científico-técnica con los proyectos anteriores del Plan Estatal en los que se deben basar, resulta altamente recomendable comenzar a preparar el proyecto cuanto antes.  

Carlos Herrero Sánchez 

Responsable de Proyectos de I+D+i 

Centro de Investigación en Agrosistemas Intensivos Mediterráneos y Biotecnología Agroalimentaria (CIAIMBITAL) 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si quieres estar al día sobre todas las novedades de la revista NeXus
suscríbete a nuestra newsletter

Enterate de lo último

Suscríbete a nuestra newsletter

Obtén notificaciones en tu correo