Una investigación internacional publicada en Nature analiza 500 años de inundaciones en Europa

Para el estudio, se analizaron decenas de miles de documentos históricos que contienen informes de inundaciones contemporáneas desde el periodo 1500 hasta 2016 de toda Europa.  Los equipos de investigación de la Universidad de Barcelona, CSIC y Universidad de Almería aportaron de forma íntegra los datos históricos de España y una parte de las series de Suiza. Ambos países disponen de registros extraordinarios en el contexto europeo.  

“Nuestro estudio muestra por primera vez que los mecanismos subyacentes han cambiado: mientras que en el pasado las inundaciones ocurrieron con mayor frecuencia en condiciones más frías, ahora lo opuesto es el caso”, señala María del Carmen Llasat, coordinadora Grupo de Investigación Consolidado de Meteorología del Departamento de Física Aplicada de la UB. “Las condiciones hidrológicas del presente son muy diferentes de las del pasado”, añade Fernando Sánchez Rodrigo, Físico de la Universidad de Almería. ”La co-variabilidad de temperaturas y precipitaciones, y sus modificaciones, así como su intensificación o debilitamiento causados por la dinámica atmosférica, puede ser un aspecto clave para el entendimiento de estos procesos”, continúa. Gerardo Benito, profesor de investigación de Ciencias de la Tierra del CSIC, explica que constituye una evidencia directa del nivel de las inundaciones durante periodos de crisis climática, con un alto potencial para los estudios de riesgos. El nuevo estudio es el primero en el mundo en evaluar los períodos históricos de inundación para todo un continente con tanto detalle durante los últimos 500 años. 

La estacionalidad de las inundaciones dentro del año también ha cambiado. Anteriormente, el 41% de las inundaciones de Europa Central ocurrían en el verano, en comparación con el 55% actual. Estas tendencias están relacionadas con cambios en la precipitación, la evaporación y el deshielo y son un indicador importante para distinguir el papel del cambio climático de otros factores de control, como la deforestación y la gestión de los ríos. El equipo de autores resalta que la gestión de inundaciones debe adaptarse a estas nuevas realidades porque, independientemente de los esfuerzos necesarios para mitigar el cambio climático, los efectos de este fenómeno se continuarán viendo en las próximas décadas.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si quieres estar al día sobre todas las novedades de la revista NeXus
suscríbete a nuestra newsletter

Enterate de lo último

Suscríbete a nuestra newsletter

Obtén notificaciones en tu correo